• Atestiguan este acto Rectores e integrantes de instituciones educativas del país
  • Ante la presencia de ex rectores, estructura directiva, docentes, estudiantes y personal administrativo de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), el Rector, Mtro. Rubén Reyes Córdoba, dio inicio a las actividades del 40 Aniversario de la Casa de Estudios, acompañado por diferentes personalidades como el Dr. Carlos Eugenio Ruiz Hernández, Rector de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), el Dr. Gustavo Rodolfo Cruz Chávez, Rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), el Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino, Rector General de la Universidad de Guanajuato (UG), el Dr. José Luis Antón de la Concha, representante del Mtro. Humberto Augusto Veras Godoy, Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y presidente del Consorcio de Universidades Mexicanas (CUMex), así como del Dr. Luis de la Barreda Solórzano, Coordinador del Programa Universitario de Derechos Humanos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

    Al hacer uso de la palabra, el Mtro. Reyes Córdoba indicó que los universitarios han contribuido durante 40 años a la transformación del estado a través del trabajo comprometido, ético y permanente, teniendo como marco la autonomía como un derecho ganado: “la autonomía, ejercida de manera responsable, ha sido un factor determinante que nos ha permitido lograr el progreso educativo, científico, tecnológico y cultural en nuestro estado, creciendo de manera sostenida a pesar de los recortes presupuestales de los que hemos sido objeto”.

    Asimismo, refirió que se continuará cumpliendo la misión de formar seres humanos libres, con la plena conciencia su realidad, valorando la vida democrática y con absoluto respeto a los Derechos Humanos: “la armonía que se vive en nuestra Institución tiene como fundamento la conciliación y el diálogo permanente, con una visión de futuro que continuará construyendo alianzas estratégicas que nos permitan consolidar nuestros objetivos”.   

    Del mismo modo, el Dr. Serafín Ortiz Ortiz, ex rector e investigador nacional nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) mencionó que más de sesenta mil egresados encontraron en la alma mater su realización, crecimiento y mejora en la calidad de vida, pues este espacio se convierte en un privilegiado foro de la disertación, del debate y del diálogo intelectual: “una trayectoria de 40 años de vida institucional nos erige como el templo de la sabiduría científica y tecnológica en el estado, no tenemos competencia en la entidad ya que aquí se incuba el conocimiento racional y se proyecta en todas direcciones para impactar en todos los órdenes del conocimiento, desde la innovación, el descubrimiento, la sistematización de sus saberes y su praxis”.

    Apuntó que en la UAT es inadmisible la censura previa, pues la autonomía permite la posibilidad de realizar investigación genuina en los diversos campos de la ciencia y la tecnología, con viabilidad y eficacia: “no puede sola resolver los problemas que aquejan a los tlaxcaltecas, necesitamos mayor solidaridad y compromiso de la sociedad, de las autoridades federales y locales para que asuman su deber público con nuestra Institución”.

    En el mismo tenor, el Dr. Luis de la Barreda Solórzano hizo alusión de la autonomía que debe prevalecer en las universidades públicas para que sean creadoras de conocimiento, tecnología e innovación: “ésta debe ser ejercida con amor a la Casa de Estudios, a la comunidad a la que sirve y sobre todo a los estudiantes que son su razón de ser, por lo que debe ejercerse con responsabilidad buscando el mejor nivel académico desarrollado a través de las diferentes disciplinas”.

    En tanto el Dr. Carlos Eugenio Ruiz Hernández expuso que la UAT es una institución generadora del conocimiento, la ciencia, la tecnología y la difusión de la cultura a través de un modelo humanista basado en competencias que le da impulso a sus programas educativos, por lo que exteriorizó la importancia de la autonomía: “otorga mayores facultades y atribuciones, pero también grandes retos y responsabilidades sociales”.

    Igualmente, el Dr. Gustavo Rodolfo Cruz Chávez explicó que la universidad pública autónoma es un patrimonio cultural que ha tenido un costo histórico considerable en el país: “estos 40 años de fructífero trabajo de la UAT confirman que una autonomía bien ejercida será siempre fuente del pensamiento libre e inspirador de acciones positivas, por lo que felicito a la comunidad universitaria y a su Rector, porque hoy en día esta institución hermana es referencia nacional en distintas iniciativas de las que somos testigos”.

    Para finalizar el evento, el  Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino advirtió que la universidad es uno de los mejores inventos de la humanidad, por lo que su autonomía debe ser preservada, valorada, defendida y festejada: “se basa en un pacto social, en el cual el estado debe depositar su confianza para que ejerza su patrimonio, se auto gobierne, ejerza su libertad de cátedra, de investigación y como difusión de arte y cultura”.

    Comparte el boletín